viernes, 27 de abril de 2007

MI CASO ES OTRO DE ENTRE TANTOS

Hola, quiero empezar este blog contando mi caso, que como comprenderéis no es más que uno entre tantos igual o peores aún. Que sirva para mejorar la vida de miles de hombres y sus hijos.

Desde hace ocho años vengo padeciendo por parte de mi ex mujer todo tipo de privaciones con respecto a mi hija Rocío, que ahora tiene 10 años y aún esta padeciendo del síndrome de alienación parental debido a la privación que esta sufriendo por parte de la madre para conmigo.
Cuando me divorcié no sabia lo que se me venia encima, para empezar estuve ocho meses sin saber nada de mi hija, que entonces tenía un año y medio.
Todo empezó el 4 de febrero de 1999, en esta fecha y debido al malestar existente en la pareja decido marcharme de casa después de una última discusión entre ambos. Me marcho.


Desde hace un año y medio estoy padeciendo el SAP por parte de mi hija.Después de casi nueve años divorciado, y de que la madre mi privara de mi hija durante ocho meses cuando ella tenía tan solo un año y medio, me vuelvo a ver envuelto en otra privación, ahora mas profunda y provocada, ya que mi hija me rechaza sin ningún motivo aparente.Mi calvario empezó de nuevo hace un año y medio. A principios de diciembre de 2005, me presento, como cada jueves, al recreo del colegio de mi hija y me entero por una amiguita suya que mi hija ya no está en este cole, que hace un par de días que no viene porque la han cambiado de colegio. Me apresuro a preguntarle a la tutora y me comenta que ella está igual de sorprendida que yo. Ya que un día llegó la madre a por ella, y que luego mandó al abuelo a por sus cosas. La tutora se quedó sorprendida porque sin previo aviso y sin contar que estaban en medio de un curso escolar la niña fuese trasladada sin más, y que mucho más sorprendida se quedaba al comprobar que yo, como padre, tampoco supiese nada.
Me dispongo entonces a averiguar donde esta mi hija y por fin,y después de no pocas trabas, la directora me da el documento de traslado. Me entero entonces que la han trasladado a un colegio, católico/concertado en el centro de Sevilla. Yo me pregunto: ¿como es posible que sin consultármelo ni tan siquiera la madre pueda hacer esto? ¿porque no se pide la firma de ambos progenitores para un paso tan importante como es este?Llegado el momento, intento ver a la nueva tutora del nuevo colegio, y para empezar me tratan como si yo hubiese hecho algo malo a mi hija como a la madre.Desde ese momento y debido a que también la trasladan, de la noche a la mañana de vivienda, ya que mi ex se va a vivir con otro señor, del cual esta embarazada, y se lleva a mi hija con ella, que hasta entonces vivía con sus abuelos maternos.Le empiezo a notar a mi hija que esta nerviosa, me dice que no se quiere venir porque "tiene muchos deberes", la madre por su parte no me facilita el que yo este con ella, ya que imposibilita que me la lleve conmigo los fines de semana como venia ocurriendo desde hacía varios años sin ningún problema en la casa de los abuelos.Empiezo a notar que mi hija está mal, no me mira a la cara cuando me da unas excusas absurdas para no venirse conmigo. Todo esto ocurre desde el mes de enero de 2006 hasta que por fin el juez me da audiencia y le pido que cambie el punto de recogida de la niña, ya que considero que la madre la esta influyendo negativamente contra mí. Tonto de mí, que como punto de recogida alternativo pido la casa de los abuelos, ya que nunca habíamos tenido problemas para recogerla en esta casa. Mi gran sorpresa viene cuando el abuelo tampoco me facilita el que mi hija se venga conmigo la no abrirme la cancela de la casa. Ya entonces le empiezo a notar a mi hija que no quiere verme, me dice que soy malo porque denuncio a mamá y que yo no soy un "padre en condiciones" frase que he oído de boca de la madre en miles de ocasiones. En esta situación me encuentro hasta bien entado el 2007, sin tener a mi hija conmigo ni un solo día y sin ni tan siquiera poder tocarla. Entonces el juez pide que entremos en la medicación familiar y hasta entonces así estamos. No se ha solucionado nada, lo único que si que he avanzado es en que ahora al menos la veo sin una reja por delante. Por lo demás todo sigue igual, mi hija no me quiere ver, ni tocar, y el ultimo día que nos vimos me pegó un par de guantazos, cosa que era incomprensible hace apenas un año y medio que empezamos a padecer de este síndrome "SAP" del que ahora y por fin, parece ser que está saliendo a la luz pública. Solo espero que mi corto relato sirva para que en un futuro nadie tenga que pasar por lo que estamos pasando mi hija y yo.

Afortunadamente y debido a la acción directa de D. Francisco Serrano Castro, juez titular del 7 de familia de Sevilla, al cual agradezco públicamente su acción, he pasado con mi hija un mes en este año 2007.
Ahora solo queda esperar que una vez que comience el curso escolar la madre no me ponga trabas para recoger a Rocío los fines de semana alternos como costa en sentencia. No me queda más que daros las gracias a todos por el apoyo que he recibido de todos vosotros, con mención especial para con María Dolores del Toro, mi abogada y a mi procurador javier, por la celeridad con la que han actuado para con este tema.

De todo corazón ¡GRACIAS!

19 comentarios:

asociación de padres de dijo...

hola domingo
siento una gran tristeza al leer tu testimonio. me pongo en tu caso porque también tengo una hija. aunque al día de hoy tengo una muy buena relación con ella, no se lo que durará... todo depende de su madre y entorno...
http://www.trucosweb.org/blog/compartida/
un abrazo
javier

Antonio Fernández Castillo dijo...

Hola Domingo acabo de leer la detallada exposición cronológica que has hecho de la situación que estás viviendo con tu hija y no creo que exista un término mediante el cual calificar dicha situación.
Nos han tocado vivir unos momentos muy difíciles y para cambiar la ley y las injusticias que se están cometiendo vamos a tener que ir "de la mano juntos mujeres y hombres" con un único objetivo: que nuestros hijos tengan mamá y papá tras la ruptura conyugal. No podemos ni debemos consentir que nos "entierren en vida".
Hay que dar a conocer a nuestra sociedad que una separación o un divorcio no es que dejas de convivir con tu pareja, si existen hijos ellos son los que realmente lo sufren. Si a ello añadimos que bien la mamá o el papá se vale de sus hijos para "utilizarlos" sin el más mínimo excrúpulo contra el otro padre entonces hay que tener mucha entereza, temple y gallardía para seguir ahí día a día e intentar no perder el contacto con nuestros hijos(como tú estas haciendo).
Dado un caso como el tuyo evidentemente tarde o temprano (ojala sea hoy mismo) la justicia deberá tomar cartas en el asunto y ese Sindrome de Alienación Parental que tiene tu hija dará pie a que tengan que retirarle a ella la custodia y que de nuevo casos como el de Judith (Manresa) se vuelvan a repetir en muchas ocasiones.
Llegará un momento en que el "sistema judicial" tomará conciencia de que la CUSTODIA COMPARTIDA es un derecho intrínseco de nuestros hijos y que desde que se están gestando en el vientre materno lo poseen y como tal nada ni nadie se lo puede retirar por muy Juez o fiscal que sea. Evidentemente de esta afirmación excluyo a aquellos padres que por adiciones o enfermedades la custodia pasa a los abuelos o a ser tutelados por la administración.
Tienes todo mi apoyo, ya hemos hablado pero lo haremos mucho más pues cada uno de nosotros/as tiene su historia pero todas tienen la misma sinérgia: NUESTROS HIJOS.
Un cordial saludo y mi más sincera solidaridad desde Alcalá de Guadaíra.

Myriam dijo...

Hola Domingo. Yo debo ser una de las pocas madres alienadas (mis hijos viven con mi ex). Llevo ya 4 años en esta situación ... y espero que tú no pases por lo mismo. Mis hijos empezaron a no querer nada de mí cuando comenzaron a vivir con su padre y su nueva pareja. No me dejaban hablar con ellos por teléfono, ni verles, ni pasar vacaciones con ellos, a pesar de que estaban reguladas por el juzgado. Después de unos meses de intentar por todos los medios verles, empecé a poner denuncias para que se cumpliera el régimen de visitas, y el resultado fue que los niños me acusaron de querer "meter a su padre en la cárcel", su padre me puso una denuncia falsa por malos tratos ... el juez le requirió en dos ocasiones para que cumpliera las visitas y él, no sólo no ha hecho caso sino que los niños desde entonces están todavía más agresivos, en fin, un horror. Hace poco mi hija hizo un intento de acercamiento ... pero tuve la "osadía" de regalarle poco después un abrigo por Reyes ... que le costó una gran bronca por parte de su padre, porque ¿cómo era ella capaz de aceptar un regalo mío? Estuvo la pobre una semana castigada, sin salir, sin poder hablar por teléfono ... y lo peor es que la pobre piensa que todo es culpa suya, porque ella se ha portado mal al "relacionarse" conmigo. Sólo puedo decirte que tengas mucho ánimo, y que te apoyes todo lo que puedas en la gente que te quiere, porque llega un momento en que te sientes hasta culpable ("debo haber sido muy mala madre/padre para que mis hijos no quieran saber nada de mí"). Yo he llegado a estar tan deprimida que no quería vivir, y creo que lo único que me mantiene aquí es pensar que tengo que luchar por ellos, para sacarles de esa situación. El resto de cosas, para mí, han dejado de existir. Ojalá que no pases por nada parecido. Te recomiendo el libro "Síndrome de Alienación Parental", de la editorial ¿Alfaguara?, escrito por José Manuel Aguilar (psicólogo especialista en estos temas). A mí me ayudó mucho a entender cómo había pasado y por qué, y sobre todo, me animó a no perder la esperanza porque empecé a saber contra qué estaba luchando. MUCHO ÁNIMO, recibe un abrazo enorme, Myriam.

Abbot dijo...

Hola Domingo, me estremezco al leer tu relato, yo como tú estoy igualmente separado, con un hija de solo tres años y a la que gracias a una copiosa pensión puedo ver, de momento, regularmente. Y te digo que me estremezco, por que no puedo imaginarme lo que estás pasando, pero menos aún puedo imaginarme a mí en esa misma situación, que tan poco depende de mí, si no de la madre de mi hija.
Te animo a que sigas adelante, luchando por recuperar algún día a esa niña tan preciosa que ayer, hoy y siempre será tu hija.

Por cierto, quiero comentarte que me he permitido la libertad de incluir tu relato en mi blog, http://lacomunidad.elpais.com/custodiacompartida/posts

Un abrazo

Abbot

Abbot dijo...

Hola de nuevo Domingo, me han pasado un contacta de una asociación de Sevilla que igual te puede servir de apoyo. La asociación se llama APREVI, y el e-mail de la asociación es prevencion@ole. Espero que te sirva, parece que han tratado temas similares.

http://lacomunidad.elpais.com/custodiacompartida/posts

Un abrazo

eduardo dijo...

Hola domingo.
Simplemente quiero desde aqui mostrarte mi apoyo y solidaridad para con tu causa, asi como animarte a que sigas en la lucha que llevas a cabo. Al final el cariño saldrá vencedor. Animo.

Jose dijo...

Hola Domingo,
Se estremece uno al leer relatos como el tuyo. No me acostumbro. Siento que nos van quitando el tiempo, tiempo que la vida no nos devolvera, pero con teson, carinno y movilizaciones generales conseguiremos que los nombres de estas "maltratadoras-es" salgan a la luz, que vean como los de su entorno los miran ... tendran que aguantar las miradas de nuestros hijos por ser seres en los que el "YO" impera.
No decaigas

enric dijo...

Hola Domingo!
Una vez mas, me asombro y me indigno al leer testimonios como el tuyo. Desgraciadamente, somos muchos los que estamos igual y ese es nuestro único consuelo. Sé por experiencia que es difícil mantenerse en pie y no tirar la toalla, pero debemos de hacerlo aunque sea duro. Tenemos que seguir pidiendo y reivindicando la solución a nuestra situación. Algún dia "alguien" se darà cuenta de que la única manera de terminar con la prepotència de muchas madres y algun padre que tienen en exclusiva la custodia de sus hijos, es la CUSTODIA COMPARTIDA. Es lo unico que puede garantizar el bienestar y la tranquilidad de nuestros hijos y nos dara la igualdad entre los dos progenitores.
Un abrazo Domingo y adelante!!!
Enric

Falsasdenunciasmaltrato dijo...

Es muy triste tu caso, ojala algun dia la madre se de cuenta del daño que esta haciendo a su hija al privarle de una relacion sana contigo. Veo muchas veces a mi pareja desconsolada cuando ve a otros padres jugar con sus hijos, o como ciertos niños le recuerdan a su hijo por la forma de moverse o por su sonrisa y como se pregunta si estaran bien, si les faltara algo,... y todo esto a pesar de que ellos son crueles con el en estos momentos. El los disculpa, dice "son niños, los pobres estan en medio, no tienen culpa, estan todo el dia con la madre, que pueden hacer,.." pero es terrible ver como lo humillan descaradamente, luego preguntan si alguien esta escuchando la conversacion, si es que acaso les esta grabando y siguen insultando. Y son niños, ahora tienen 5 y 10 años. Si los llama le llaman pesado y si no los llama le desprecian diciendo que no tiene interes en ellos. Todo esto unido a un interrogatorio por parte de ellos en saber que es lo que hace, el les pregunta por el colegio, amistades, gustos y aficiones y le cortan. En fin, triste que luego ese niño haya escrito una carta a los servicios sociales diciendo que el fin de semana que pasamos juntos le habiamos pegado, amenazado con una aguja y que grababamos la conversacion que tenia con su madre, y un largo etc muy triste.

Domingo Gonzalez Alonso dijo...

Pues si que es triste y duro, pero dile que no desespere que dentro de poquito tanto´´el como los niños estarán bien y seguro que cambia todo. Mi hija a la media hora de verse libre de la madre cambió totalmente y ahora está genial, así que no se preocupe, que la batalla a largo plazo es nuestra no lo dudes. Un gran abrazo y suerte en todo este mal que nos rodea.

Falsasdenunciasmaltrato dijo...

Gracias Domingo, un abrazo para ti tambien. Nos alegramos que hayas podido reanudar la relacion con tu hija, mucha suerte y a ver si podemos cambiar estas leyes entre todos.

mer dijo...

Siempre conocemos una parte de la historia y eso tampoco es justicia

Monik. - Monica Kenny dijo...

hOLA , entiendo el tema , yo fui victima de una madre asi , y conozco un caso muy cercano a mi , mi marido , es terrible , igualmente me parece que en España el tema tiene mas difusion que en Argentina . Te mando saludos y fuerza , los niños crecen , y la mentira cae por su propio peso .Mi blog es www.sindromealineacion.blogspot.com

Domingo Gonzalez Alonso dijo...

Gracias por tus palabras, a ver si entre todos conseguimos que todo cambie rapido por el bien de los niños. Mil gracias y suerte.

David dijo...

Hola Domingo hemos hablado hoy por telefono y hace un rato e leido tu caso el mio no es tan dramatico aun pero espero no llegar a eso por eso me he puesto en contacto con vosotros para que me asesoreis y me ayudeis a no llegar a eso.
Mi caso es el siguiente hace casi diez meses que me separe de mi exmujer al principio parecia que todos ibamos de buena fé pero eso cambio de la noche a la mañana ella estuvo tres meses sin dejarme ver a mi hija y empezo a pedirme dinero, cada vez que yo aceptaba la cantidad que ella pedia la subia un poco mas hasta que no cedi mas y le dije que no le daria ni un duro mientras no hubiese una decision judicial que asi lo pidiese puesto que las visitas a mi hija debian ser en el domicilo que ella se quedo y con ella presente lo cual no era muy agradable para mi. Al final llego el dia de ese juicio y nos dieron un regimen de visitas por el que puedo ver a mi hija 14 horas al mes de las mas o menos 720 horas que tiene un mes. Tengo que pasar una pension alimenticia de 450 euros y eso que gano unos 1200 como comprenderas no es muy facil para mi rehacer mi vida con un presupuesto tan bajo no puedo ni acceder a una vivienda de alquiler ni a una nueva hipoteca puesto que entonces tendria que prescindir de comer.
Me parece que desde la asociacion ambos se esta haciendo una gran labor y luchando una dura e injusta batalla a la que no se debio dar pie.
Gracias a todos por vuestro apoyo moral y por ayudarme a ver un poco de luz en este tunel que es el divorcio cuando hay niños de por medio.

Domingo Gonzalez Alonso dijo...

Hola David, es gracias a personas como tu por la que la asociacion ambos subsiste muy a mi pesar, puesto que lo que deseamos esque se termine con tanto sufrimiento social. De todo corazón Gracias.

Francis dijo...

Hola me identifico contigo, a pesar d ser la mujer d un padrazo,q lleva muchos años luchando x ellos.Veo dia tras dia lo q una buena madre hace.Yo siempre pensen q "mi ex pone a mis hijos en mi contra hablandole mal d mi", esta frase no podia creerla.Ahora se llama SAP,espero q los señores Jueces den valor a algo tan serio,es el futuro d muchos niños,y su estabilidad spicologica.Hay q luchar mucho demasiado.Animo,y fuerzas para seguir adelante.

Javier dijo...

Entiendo perfectamente tu posición. tengo el mismo problema con dos niñas, una de 13 y otra de 9 hoy día. Entonces en la separación tenían 6 y 10. Todo comenzó cuando las niñas a raiz de la separación dijeron a su madre que se querían ir a vivir conmigo porque yo era el que las atendía. Estuve 10 meses sin ver a mis hijas, hoy los insultos, las amenazas y los malos tratos contra mí son constantes. Realizan el mismo discurso y las mismas faltas de respeto que me hacía ella durante los 12 años que duró el matrimonio. Las niñas se niegan a venir conmigo, me ponen ese mismo tipo de excusas, etc...
Un saludo, espero que se solucione tu calvario

Luis S. dijo...

Hola Domingo

Estamos entrando al 2017 y el último post que veo es de hace mas de 4 años..., me gustaría ver como va tu asunto.
Yo te escribo desde México. Tercer mundo, donde el Estado de Derecho existe sólo en los libros. Yo me separé hace 9 años. Debo decirlo, por mi culpa. Mis hijos se fueron con su madre desde entonces que eran muy chicos. Yo los he visto desde entonces e incluso te comento que llevo muy buena relación con su mamá, al grado de que cuando los visito en la provincia donde viven, piensan que somos una familia normal. Ella ha querido que regrese a vivir con ellos a lo cual yo me nego porque no la quiero. Ojo, no es mala persona, al contrario, pero simplemente no compatibliizamos.
Desde entonces a mis hijos les he escuchado reproches que son casi palabras de ella. Ella jura sobre la biblia que no los pone en mi contra. La mayor parte del tiempo son respetuosos conmigo pero tienen una ira contenida importante.
Ellos viven a 6 o 7 horas de distancia de mi ciudad. Procuro ir a verlos una vez cada mes o mes y medio, pero el alejamiento es cada vez mayor. Ayer discutí con mi hijo de 16. Me reclamo que nunca habia tenido un padre y que yo para el estaba muerto. Que había preferido el dinero a ellos (palabras de la mama).
Quise comentar esto para que veas que este sindrome también se puede dar en términos "amistosos" con la expareja. Especialmente si es la mamá. A los mexicanos se nos señala de machistas, pero la verdad cultural es que vivimos en un matriarcado. La figura paterna no es nada comparada con la madre. Se nos considera simplemente un proveedor y te puedo decir que en muchos casos, no es suficiente nada de lo que hagas para satisfacer sus necesidades.
Hoy me siento muy culpable de haber fallado a mis hijos. Pienso si hubiera sido mejor quedarme con ellos a pesar de no querer a su mamá, pero no deja de ser una especulación.
Te entiendo a ti y a todos los que han compartido algo en este lugar y me gustarñia saber que sucedió al final con sus historias.

Sueño con que al final se den cuenta del esfuerzo que ha sido también mi vida, pero tal vez solo es una forma de evadir el dolor.
gracias
Luis